En los últimos años los entrenamientos de alta intensidad han ido cogiendo mucha presencia dado que son programas de ejercicio que suponen un tiempo muy reducido de práctica y proporcionan unos beneficios enormes a quienes lo practican de manera habitual. Los entrenamientos de alta intensidad también conocidos como HITT han ido proliferando y cada vez hay más estudios que demuestran su eficacia a la hora de perder grasa y mejorar la condición cardiorrespiratoria.

undefined

 

¿Cuáles son las ventajas de un entrenamiento de alta intensidad?

• Uno de los beneficios mas atractivos de este tipo de entrenamiento es que una vez finalizado, el cuerpo sigue quemando más grasas de lo habitual durante las 24 horas posteriores. Es por esto que un entrenamiento de 15 minutos de alta intensidad produce una pérdida de masa grasa mayor que una sesión de running de 40 minutos.

• La American College of Sports Medicine en 2011 demostró que un programa de alta intensidad realizado durante 2 meses provocó un aumento del metabolismo basal en reposo, este tipo de entrenamiento producía un estímulo diferente en el metabolismo acelerando el mismo de esta manera el cuerpo resintetizaba los ácidos grasos y los utilizaba como fuente energética. La ACSM demostró también como un programa de ejercicio de 2 meses de alta intensidad equivalía a uno de entre seis y ocho semanas de resistencia.

• Uno de los principales problemas a la hora de perder peso es encontrar la fórmula de cómo perder grasa sin bajar nuestro porcentaje de masa muscular. El entrenamiento en HITT es perfecto para este tipo de objetivo ya que permite combinar ejercicios de fuerza en los que se muevan grandes cantidades de masa muscular con ejercicios metabólicos. Es cierto que para un objetivo de ganancia de masa muscular el hitt no es muy efectivo pero permite mantener la que ya teníamos e incluso aumentarla ligeramente en muchos casos.

• El High Intensity Interval Training multiplica en 450 puntos la hormona del crecimiento durante las 24 horas después del entrenamiento. Lo que esta hormona produce es una ralentización del proceso de envejecimiento así como una quema de calorías durante las horas posteriores a la actividad. Little y Gibala en 2006, demostraron una mejora en la condición aeróbica y el VO2 max tras realizar un protocolo de entrenamiento de alta intensidad.El HITT como cualquier entrenamiento de resistencia aeróbica produce un beneficio enorme en personas con diabetes ya que actúa sobre esta hormona reduciendo la resistencia del cuerpo a la misma.

¿Existen desventajas en un entrenamiento de alta intensidad?

• Cada persona es un mundo y requiere de diferentes tiempos y formas de entrenar su cuerpo. Este tipo de entrenamientos se desaconsejan en personas con un nivel de condición física muy bajo, que estén por debajo del percentil 20. Con estas personas lo recomendable será trabajar con un programa de resistencia aeróbica de baja intensidad así como un entrenamiento de fuerza. Después se podrá comenzar con un protocolo de este tipo siempre adaptado a su condición física.

• En personas con una restricción calórica en la dieta muy grande están contraindicados este tipo de entrenamientos ya que pueden producir nauseas, mareos, malestares y hasta perdida del conocimiento.

• También se contraindica este entrenamiento en personas con hipertensión arterial o con patologías cardíacas. Estas personas pueden sustituir este entrenamiento por otros de resistencia aeróbica y entrenamiento de fuerza.

• Por último, en personas con lesiones óseas o musculares no se recomienda la realización de este entrenamiento ya que con la fatiga se puede agravar la mala técnica de los ejercicios y empeorar el desequilibrio o lesión.

 

Siempre se recomienda la supervisión de un profesional cualificado de la salud antes de lanzarnos a realizar un protocolo de este tipo. En Summit Pt, realizamos una prueba a cada persona para determinar sus carencias y fortalezas y el tipo de entrenamiento personal apto para ésta.